Nature Blogger Network

Nature Blog Network

Thursday, December 1, 2011

DOCUMENTANDO ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN


HAGAN CLICK SOBRE LAS FOTOS

Hoy fotografiar celebridades, deportes, grandes eventos, lanzamiento de productos, guerras o actividades políticas le trae grandes elogios a los fotógrafos que las realizan, sin embargo, fotografiar el último sapito Arlequín que vive en Venezuela, no ocupa ni una nota en las partes más oscuras de la prensa.

Hay quienes piensan y se preguntan, que importancia tiene un sapito, cuando la humanidad está pasando por un sin fin de penurias, donde el valor de la vida de un ser humano vale menos que un par de zapatos. La verdad es, que bajo un punto de vista humanístico, la pregunta se contesta sola.  Sin embargo, el no responder a la pregunta, puede evitar que indaguemos algo mucho más que la extinción  de un sapito, y es la causalidad de que esto esté ocurriendo, a que responde la extinción de un ser vivo, que significado tiene este hecho para la poblaciones de otros seres vivos, en fin, caemos en separar al hombre sobre del resto de biósfera y justificar esta acción, creyendo que somos entes separados de todo lo que acontece en la naturaleza.

Documentar especies en peligro de extinción con la fotografía digital, congela en segundos un sin fin de información. En esta entrega, pretendo demostrar con fotografías, los aspectos que una visión holística del entorno tiene para dimensionar la historia natural de una especie, cuya población se encuentra en estado crítico de supervivencia.

El sapito en cuestión, sobrevive en un entorno muy específico y a desaparecido de la mayor parte de su zona de vida, que abarcaba la mayor parte de la Cordillera de La Costa en la parte norte de Venezuela. Las imágenes documentan desde el tipo de valle por donde cursan los ríos que en antaño acogían a las poblaciones del Sapito Arlequín hasta fotos del sapito.



Fotografiar los paisajes nos permite entender el contexto del hábitat en que se hospeda este diminuto ser de la fauna venezolana. Éstas montañas reciben humedad en forma de nubes orográficas o neblina que las mantienen con bosques siempre verdes en las partes más altas de las mismas. La humedad, que resulta de la evaporación del agua marina del Caribe, es transportada por el viento montaña arriba donde se condensa para formar numerosos ríos de que eventualmente devuelven las aguas al mar.

Es esa humedad tan alta, la que permite la gran biodiversidad de la región y entender, que todo esta atado entre sí, en un sin fin de relaciones vivas, donde todo depende de todo, es donde tratamos de hacer ver, que no solo se trata de un sapito, sino de un ecosistema que se encuentra entrelazado con otros, desde la costa hasta las cumbres más altas.



Estos sapitos requieren ríos de aguas cristalinas altamente oxigenadas que garanticen la supervivencia de sus larvas o renacuajos. Los adultos necesitan áreas rocosas con playas de grava para vivir. Los machos se quedan cerca de las orillas de los ríos alimentándose de hormigas y otros insectos y utilizan piedras grandes cubiertas de musgo para realizar los cantos con el que atraen a las hembras hacia las áreas donde la profundidad, velocidad de las corrientes, y es sustrato de los bordes del río son adecuados para garantizar el futuro de su prole.

La relación de estos animalitos con su entorno es tan íntima, que han evolucionado de tal manera para vivir cerca o dentro de éstas corrientes de agua, que sus renacuajos tienen ventosas en su región ventral que les permite adherirse a los fondos pedregosos del río sin correr peligro alguno de ser arrastrados por las corrientes.


Otra relación asombrosa es aquella en la que los machos usualmente cantan desde piedras cubiertas de musgo donde se mimetizan de forma muy eficiente. Estos sapitos son de hábitos diurnos, así que pasar desapercibidos es vital para su supervivencia.

Cualquiera que sea la razón que creamos, por la cual un organismo se extinga de la faz de la tierra, les puedo asegurar que se trata de un sin fin de ocurrencias, que al ser factores de cambio en lugares, relativamente estables, causan problemas tan grandes, que el cambio evolutivo no los puede superar y por ende, desencadena situaciones adversas que causan la extinción de ciertos seres vivos en particular.

Si en estas breves oraciones se manifiesta todo lo que se requiere para que estos sapitos vivan adecuadamente en su ecosistema, porque no deducimos que el cambio que esta acabando con sus poblaciones ha mermado a las mismas a números inviables tanbien nos puede afectar a todos, ya que nosotros no nos salvamos de estos hechos, y muy probablemente, nuestras respectivas calidad de vida, venga en una merma sostenida que eventualmente, nos afectará como especie de forma irreversible.

Estas imágenes no cubren ni el uno por ciento de todo lo que hay por fotografiar en un entorno para realizar un registro adecuado de un ecosistema, donde existe una especie icónica en peligro de extinción. Pero las imágenes y toda su metadata quedan para la posteridad. Así justificamos el registro digital de lo que alguna vez fue y de lo que es hoy en día.
Post a Comment