Nature Blogger Network

Nature Blog Network

Tuesday, February 25, 2014

NOTAS DE CAMPO: EL MOMENTO CLICK PARA LOS COLIBRÍES




Las siguientes imágenes son el resultado de observaciones extensas y una imaginación incansable, llena con más preguntas que respuestas, que me motivaron a buscar el como hacer click a los colibríes y no morir en el intento. Como muchos fotógrafos de la actualidad, me confieso un aprendiz tardío en la videografía con DSLRs y víctima del concepto, que los videos no son campatibles con la foto fija. De hecho, me he preguntado, porqué los fabricantes de cámaras fotográficas digitales realizarian inversiones en investigación y desarrollo, para incorporar el video en las cámaras de fotografía.En un principio pensé que el uso de videos limitarían la vida del sensor, ya que el aumento de temperatura, que se siente en el cuerpo de la cámara, mientras se realiza una rabación es más que evidente y esto no pasa, mientras se realizan fotografías. Al no saber, a ciencia cierta la realidad del asunto, me he limitado a probar suerte, ya que el precio de las cámaras es tan alto, que reducirles su tiempo de vida útil, no está en mis prioridades.


Sin embargo, no faltan los retos en proyectos de fotografía, que nos exijan ir más allá de nuestros conocimientos actuales. En nuestro caso, se trata de fotografiar a un objetivo diminuto, un ser vivo con mente propia, que vuela a velocidades vertiginosas, donde el vuenlo corto entre un punto "A" al "B" pasa completamente desapercibido a nuestra vista, y la única manera de fotografiarlos es asechándolos, al acercarse a sus lugares de alimentación. El objetivo sobre el cual escribo son los colibríes, picaflores, besaflores o tucusitos, según el país donde viva el lector. Y el estudio de su historia natural y capacidades de vuelo, representan un desafío para la imaginación y destrezas del fotógrafo.



La fotografía de abajo es un pequeño ejemplo de las acrobacias, que estas aves realizan frente al fotógrafo y que nuestros ojos y cerebros son incapaces de registrar.


Puede parecerles insólito, pero muchos de nuestros equipos, si son capaces de captar el vuelo de los colibríes entre el Punto “A” y el “B”. Mi mayor sorpresa fue, que la capacidad de video de la cámara, registra TODO el movimiento, que nuestros ojos no ven. Para grabar este video utilicé una Canon EOS 7D programada a realizar el registro a HD 1080 y a 60 cuadros por segundo, cosa que me permitió grabar el vuelo del colibrí, que mueve sus alas entre 20 y 80 veces por segundo. La toma es de una fracción de 13 segundos del vuelo de un Diamante Gargantiverde (Amazilia fimbriata), que posteriormente, en posproducción, se llevó a un poco mas de 2 minutos, reduciendo la velocidad de vuelo un 90%. 



SERIE DEL DIAMANTE GARGANTIVERDE (Amazilia fimbriata)

Aquí el colibrí fija la vista en el fotógrafo y a estar habituado
a su presemcia y al flash sigue con su actividad
Al mirar el video, en forma repetida, se puede aprender la trayectoria de vuelo de este colibrí y se ve lo siguiente: Al llegar al lugar del bebedero, el colibrí inspecciona visualmente el entorno a una distancia favorable, realizando un sobrevuelo estático. 


Para lograr reducir su velocidad de acercamiento el
colibrí aletea hacia adelante y abanica su cola para frenar
Luego, realiza un primer acercamiento, haciendo un picado hacia delante donde arquea su espalda y dirige su cabeza al punto de llegada. 


Aquí el colibrí está a punto de hacer otro picado breve para
acercarse al bebedero
Marcha hacia adelante. Noten la imagen fantasma del
movimiento de las alas moviendose de adelante hacia atrás.
Este interrumpe el picado enderezando el cuerpo casi en posición vertical, mientras abre las plumas de la cola en forma de abanico y le da a las alas en una forma de 8 para volver a examinar su aproximación. 

El revoloteo estático sirve para bajar de velocidad y apuntar
hacia su objetivo.
Y sigue con otro pequeño picado para acercarse a su objetivo y empezar a libar el agua con azúcar. 

Ya habiendo medido la distancia se aproxima para beber.
Mantenerse la posisicón al comer requiere un esfuerzo
tremendo, el ave debe sostener su posición desafiando
a la fuerza de gravedad, cosa que requiere una fortaleza
muscular maravillosa.
Mientras bebe, hace breves pausas volando hacia atrás para vigilar que todo esté bien, durante su alimentación el pico se mantiene dentro del tubo o la flor gracias a un sobrevuelo tan estable que la cabeza del ave se mantiene en su sitio, mientras las alas y su cola mantienen la posición y el equilibrio necesario para que el pájaro coma a sus anchas. 

Una vez el colibrí termina, se aleja volando en forma directa hacia el bosque para descansar. Los invito a jugar con el video adelantándolo o devolviéndolo para inspeccionar toda la trayectoria del evento.


VOLANDO DURANTE LA MUDA DE PLUMAS 


Durante este trabajo, me dí cuenta, mientras seleccionaba las imáges, que este joven diamante estaba en plena muda de las plumas de las alas. Es aquí cuando los fotógrafos captamos información importante sobre la historia natural de los animales que fotografiamos y así podemos aportar un poco a las ciencias biológicas. 


Noten que se ve una gran diferencia de tamaño entre
las plumas en la punta de las alas (las primarias) y
las que están en la parte atrás (las secundarias). En las aves
la muda lleva un orden de prioridades que es vital para su
supervivencia. 
En este caso, se puede ver que hay un orden, sin embargo, desconozco
que plumas mudan primero si las primarias o las secundarias. Veamos
si alguno de ustedes nos puede ayudar a aclarar esta incógnita.

SERIE DEL AMAZILIA BRONCEADA COLIAZUL (Amazilia tobaci)

Este colibrí en particular se acerca al bebedero por un costado y
corregir su posición es muy diferente a la del Diamante.
Noten que lleva un pasajero muy molesto, una garrapata pegada
a su garganta.
Por alguna razón los Amazilias les gusta abordar el
bebedero desde sus flancos. Y el fotografó debe ajustar
sus equipos para lograr las imágenes según cada animal.


EL MOMENTO CLICK: Luego de aprenderse los intervalos de los sobre-vuelos estacionarios de los colibríes y donde los realizan, podemos preparar nuestros equipos para fotografiarlos.

Data:
ISO 800
Apertura 5,6
Sincro del flash varia entre 1/80 a 1/250
Modo del Flash: Múltiple durante el día, en la tarde -1 1/3  y + 1 1/3 al final de la tarde. O lo uso en ETTL según me lo exija el momento.
Distancia entre los colibríes y mi persona max 2 metros.
Secreto a voces: Hay que habituar a las aves a nuestra presencia (Ya casi me comen de la mano)

Espero que esta nota de campo sea de su agrado y escriban. Está de más, invitarlos para que envíen sus fotos y crónicas, con el fin de compartirlas con nuestra gran audiencia en Digital Camera Adventures.

Nos vemos en la próxima entrega.

Saludos cordiales,
Leopoldo García Berrizbeitia
Fotonaturalista.

Sunday, February 23, 2014

FIELD NOTES: LEARNING THE CLICK MOMENT - HUMMINGBIRDS


The pictures below are the result of lengthy field observations and a wondering mind. I am a late learner of the wonders of videography, and a victim of a foolish the concept, that video is not a tool in the photographers' trade. In fact, I should have asked myself, why would the camera makers design and incorporate video, in photo cameras of all sorts, and why would I deny myself its use. Well, first, I thought, and it may be a fact,  that using a DSLR to make videos would shorten the sensor’s life.This is a question, that I have no info about, but cameras are expensive, and shortening their lifes, is not within my priorities.

Then, you are challenged by a photo project, that involves a subject that has a mind of its own, flies unseen, between point "A" to point "B", its tiny and the best way to secure a picture of it, is by been close to its food source. Now, the subject I am writing about is humming birds, and our understanding of their natural history and flying capabilities defy our imaginations. Therefore, we most imagine, what goes on between point "A" and point "B" to develope a technique, that would enble us to freeze a moment, that takes fractions of a second by an animal that can be the size of your thumb. The picture below is just a small example of the unseen acrobatics these birds do right in the front of our eyes, but our brains, just won´t register.
Copper-Rumped Hummingbird (Amazilia tobaci)


This is a video capture, where I used a Canon EOS 7D set up at 1080 and 60 frames per second to catch a humming bird in flight . The cut is of a 13 second feeding flight of a Glittering-throated Emerald, in a tropical dry forest located in a Caracas suburb. The 13 seconds were slowed down to 2 minutes, in postproduction, to enable me to learn, and then guess, the flight trajectory of this particular humming bird. From watching this, over and over, one can see the bird hovering to inspect the site, then, it takes a forward dive to approach the food source, and it stops. Once it feels safe, it takes another dive to the feeder, and starts to feed. During the feeding time, it resumes a hovering style flight, where the bird maintains its head in one place, and the wings and body may move, to compensate its posture as it feeds. Then, the hummer engages in a back flight and a hover. The back flights are used to checkout the surroundings, the dives are used to approach the food source (and they include a small fraction of time, to slow down, before feeding, and then, resume the hover to feed). Once the bird is done, it flies away.

THE CLICK MOMENT: It is during the brief stops, that the photographer should have pre-focused his lens, and have both the flash and camera arranged to take multiple frames. I set a Canon 580 XII at multiple flashes or at ETTL at -1 1/3 to do the fill light. The birds are very close to the camera, the distance between the birds and myself is about 6 feet. How do I get so close to the hummers? by feeding them two times a day, letting them get to know me, by holding the feeder in my hands just after each water replacement, and not challenging their fearless nature.


FROZEN ACTION
(CLICK ON THE PICTURES TO ENLARGE)

Glittering- Throated Emerald (Amazilia fimbriata) 
series.


Stop/ Who is that? (The photographer)...
The flash does not hurt carry on...
Full speed ahead. Mind you, that there are two species of Emeralds
competing for the feeder so drink and go avoids agresive interactions
Slow down full flap stop
Slowing down avoids collition and the birds change into the hovering mode
In the hovering mode, the birds will keep their bill inside the
feeder, they do not move their heads, but their bodies move
up and down and and from one side to the other by flying in
a very steady way so the bird maximices the sugar water intake.

FLIGHT DURING THE MOLTING STAGE
An interesting note is, that this Emerald is molting and
the molt begins with the secondary feathers first. I
looked at the tips of the primaries and they are worn.
However, primaries are key to the birds survival and they
 will molt them later. (Need some feedback on this)

Copper-rumped Emerald (Amazilia tobaci) series

This species approaches from the side and up close. In this
case, the bird has a nasty passenger, a tick on its neck.
The Copper-rumped Emerald seems to be more acrobatic.
Its no unusual to see them belly up flying. They are a joy
to see, but our naked eyes is incapable of catching this type
of action, so freezing it with our cameras is the cheapest way
to attain this memories.
Use your video capabilies in your cameras and learn how
to become a better nature photographer.

See you in the next post. If internet is not taken away from us like the rest of our media. All these images were taken from my appartament's window, as nature sets my imagination and soul free, for some minutes a day, its a matter of sanity and survival. 

Peace
Leopoldo García-Berrizbeitia
Photonaturalist
Caracas, Venezuela





















Tuesday, February 18, 2014

PARAO, PERO SIEMPRE PARAO

Hoy le cedo el espacio a los sentimientos que se mueven dentro de mi, a una canción de Ruben Blades, que se expresa mucho mejor que yo. Es un foto cuento de todos los días en la capital de Venezuela, Caracas. Y la verdad es que solo se trata de fracciones de mi vida, sumada a las de tantas otras personas, que sin enterarse, se convirtieron en mis acompañantes durante el tráfico de Caracas.

Se lo dedico a los sordos del mundo, que se hacen la vista gorda ante el padecer sus pueblos y a sus complices políticos del mundo entero. No hay libertad mientras muera gente para obtenerla, todos nacemos con el derecho a vivir.



Saludos

Leopoldo García Berrizbeitia
Fotonaturalista
18 de Febrero 2014

Thursday, February 13, 2014

LOS MESES MORADOS- UNA VIA ZEN A LA FOTOGRAFÍA- TEXO Y FOTOS LEOPOLDO GARCIA BERRIZBEITIA




Nan-in, un maestro japonés del periodo Meiji (1868-1912), recibió a un profesor universitario, quien vino a preguntarle acerca del Zen.
Nan-in le sirvió el te. Llenó la taza de su visitante y continuó vertiéndolo. El profesor observó como la taza se rebosaba, hasta que no pudo contenerse mas y grito:

“La taza se rebosa. ¡Ya no cabe más!”

“Como esta taza, dijo Nin-in, “usted rebosa de sus propias opiniones y especulaciones.¿Como puedo enseñarle Zen a menos que primero vacie su Taza?



Hacer fotografía en un mismo lugar, por un tiempo prolongado, puede ser o un tremendo fastidio o un medio para maravillarse de lo increíblemente bello que es lo cotidiano. Lo bello se hace evidente al verlo, pero con el tiempo, al convertirse en lugar común, ya no resalta y se convierte en solo eso, algo cotidiano.



Enamorarse con los ojos nos pasa a todos. Pero al conquistar la belleza y hacerla perdurar en el tiempo también pasa, es como si la naturaleza de lo bello, solo perdurara en la voluntad de aquellos quienes la ven, y que además, no se cansan en buscar mas allá de lo que está a la vista, que eventualmente será, otra cosa bonita más.


No hay nada peor para lo bello, que estar de moda, ya que el tiempo y la cotidianidad, se encargaran de sustituirlo y hasta pasarlo al olvido.

La naturaleza se nos presenta tal y como es, no tiene calificativos, simplemente existe más allá del bien y del mal. Y como bien se dice, la belleza esta en los ojos de quien la ve. El reto es, ponerle un marco a lo que se ve, y venderlo como bello. Pero la imagen tiene sus costos, no siempre disponemos del vehículo que  nos permite ver la belleza para plasmarla en imágenes o palabras.



Lo más sublime está, en aprender a ver lo bello todo el tiempo, y ser capaces de detenernos  a observar la naturaleza cambiante del todo. Tomarnos el tiempo de observar , tiene relación con la seducción. Admirar lo bello con los sentidos atentos, dejarse llevar por los sentimientos y el intelecto, aprender a usar ambas cosas en un solo momento, se convierten en un don que no es más que la admiración desatada en pasión. Lo paradójico está, que ante la indiferente complejidad de la naturaleza, la cual se niega totalmente a sucumbir, ante aquello que no le es útil, logremos captar sus sutilezas maravillosas, que siempre se nos ponen difícil de expresar, a través de nuestros sentidos. Para los seres vivos, es más importante la seducción que la belleza. Y es esto, los que nos va a hacer ver el morado de una forma diferente.


Morado Tibouchina, suena exótico ¿no? Sobre todo cuando las Tibouchinas se visten de blanco, rosado y morado dependiendo de cual especie se trate. Y la moda de vestirse de morado, empieza en junio y sigue hasta finales de octubre durante todas sus vidas. Los Fashion Months ( Meses de Moda) son largos para el disfrute del espectador.


Todo empieza con un botón verde manzana, con bordes rojos vinotinto, que junto a una vestimenta morada y adornada de magenta, se repiten en racimos, esperando, cual modelo en pasarela. Pero esta espera no es para tiendas, ni celebridades, puesto que su función es prepararse para seducir y tener sexo por cinco meses. Y como en la naturaleza todo está más allá del bien y del mal, no encontrarán censura en estos textos, pero si aprenderán sobre la sinverguenzura más descarada y desinhibida que nos podamos imaginar, esas que guardan las plantas como un secreto de seducción a plena vista. 



Es más, las plantas tienen a la seducción tan bien controlada, que nos hacen creer que nosotros somos sus dueños, mientras ellas son cuidadas, consentidas, admiradas, alimentadas, curadas y hasta vigiladas por sus dueños con celos equiparables a los que existen entre los humanos.






Para ser observadores de los procesos naturales se requiere de unas cualidades muy especiales y también, hay que aprender el lenguaje de las plantas. Esto requiere convertirse en un investigador gráfico políglota y solo así, entenderemos porque las Tibouchinas se visten de morado.


La mayoría de nosotros juramos que las plantas no se mueven, pero esto no es así,  lo que pasa, es que hemos perdido el don de ver lentamente. Durante el curso de un día, las hojas siguen la luz para no desperdiciar ni un momento de ella. Pero al momento de la reproducción, florear todas al mismo tiempo, y vestirse de morado por cinco meses tiene su razón de ser. La palabra clave es, la red de la vida. Esta es una red tan grande y compleja que se nos hace difícil dimensionar. Es por esto, que vamos a requerir  hacer una inmersión en los meses morados para entender lo cual es su función.


El reloj biológico es de una calibración tan maravillosa que se encuentra históricamente grabada en los genes de todos los seres vivos. Este funciona como un instrumento maleable de más de 650 millones de años donde cada TIC y TAC es regido por leyes universales que todavía no entendemos. La interdependencia existente en la red de la vida es de tal grado, que escapa nuestra imaginación. Para algunos, solo tiene una explicación DIVINA, para otros, solo se hace visible a través de la ciencia, pero la verdad, es que su existencia es sobrecogedora. Lo cierto es que cuando gatillos externos disparan los procesos biológicos internos de plantas y animales, haciendo que la relación de dos seres vivos, completamente diferentes, se sincronicen, para poder subsistir en el tiempo , vestirse de morado empieza a tener sentido.


Se especula que para evitar pérdida de esfuerzo reproductivo, las plantas que comparten el mismo género y ubicación geográfica deben disponer de estrategias que les permita atraer polinizadores efectivos, pero no compartidos.


Así que, cual diseñadoras de modas, ellas también escogen los modelos de flor y colores que atraigan a la mayor audiencia de insectos polinizadores. Las plantas hacen fácil el acceso a la tienda, pero no a la compra. Color, aroma, forma o diseño de la flor, acceso a la recompensa y posicionamiento de las vallas de publicidad (las flores), y el tiempo de producción de recompensas, son clave para garantizarse el éxito reproductivo. Un secreto poco conocido de estas maestras e la seducción, es que disponen de guías invisibles a nuestro espectro de visión, pero que asisten a sus polinizadores (Las Abejas y Abejorros) a dirigirse vehementemente al empalagoso néctar. Sus guías reflejan luz ultravioleta (luz negra) que es captada, únicamente, por los insectos que éstas plantas tienen como asistentes reproductivos.



Cambiar de color y líneas guías evita la pérdida de néctar,  polen, tiempo y los peligros de hibridización que pueden ocurrir, cuando cerca de 5 plantas relacionadas florecen explosivamente, durante la misma época del año. La selección natural manda sobre todos los seres vivos y el blanco, rosado y morado de la Tibouchinas seduce tanto a sus polinizadores como a nosotros, y es por esto que les pregunto ¿Quién es dueño de quién? Nosotros de las plantas o ellas de nosotros. El morado es considerado un color monárquico y por eso le dicen a algunas especies de tibouchinas Flor de la Emperatriz.


En toda niña y mujer existe una princesa, que admira desde su corazón el morado que las destaca. Y soñando despiertas solo ven ensimismadas lo femenino de nuestra Madre Tierra: La vida, las flores, las plantas y las horas para contemplarlas, entendiendo intuitivamente que no hay vida sin ellas.






SIN PALABRAS: