NatLeo Video

Loading...

Nature Blogger Network

Nature Blog Network

Saturday, August 9, 2014

ESTUDIO DEL CASO: HAZ LAS IMÁGENES, INVESTIGA EL OBJETO A FOTOGRAFIAR, PUBLICA UNA HISTORIA.



CASO BROMELIA IMPERIAL 
(Alcantarea imperialis)
UNA GIGANTE BRASILEÑA

PARTE 1 PREPRODUCCIÓN

El trabajo de hacer publicaciones de historia natural conlleva a que tengamos cierto orden. La planificación, producción, posproducción y publicación establecen un cómo debemos hacer para llegar a nuestro objetivo. Sin embargo, no siempre tenemos la suerte para mantener el orden de las cosas, y en la naturaleza, pasan cosas que no obedecen a calendarios ni fechas de entrega, pero que guardan una importancia, que solo la da la suerte. Y es aquí donde hacemos todo de atrás hacia adelante. Este caso es muy interesante para utilizarlo como ejemplo. ¿Que haces cuando una planta que viene de otro país, es un gigante entre las plantas de su tipo, está en peligro de extinción, florece solo una vez en la vida cada 18 años y después muere. ¿Como hacer todo esto, para los clientes que dirigen el jardín botánico para el que trabajas? Primero estudias, luego, haces las fotos y después todo lo demás...


Esta planta es nativa de una de las selvas o centros de biodiversidad más amenazados del mundo, la Mata Atlántica de Brazil.



Esta región ha perdido cerca del 97% de su cobertura original ante el desarrollo de Brasil, y la Bromelia Imperial solo vive en lugares muy especiales de esta vasta geografía, las monumentales montañas que surgen del Escudo de Brasil, que tienen más de 3.500 millones de años sobre la faz de la tierra.


Si para saber como mantener a un Panda en un zoológico moderno, es vital conocer donde vive y como utilizan su hábitat en las selvas de bambú Chinas. Para el horticultor, custodio de una planta como la Bromelia Imperial, es imperante saber como y donde viven estas gigantes del reino vegetal, para lograr mantener con éxito, a esta maravilla natural.


Una cosa que nos mueve a todos es lo insólito y la Bromelia Imperial es una de las gigantes de este grupo de plantas. Si una pequeña bromelia tanque guarda secretos increíbles en la cisterna y terrario formado entre sus hojas, imagínense lo que puede estar ocurriendo con esta gigante brasilera. El tema de su historia natural lo dejo para el final, cuando tenga tiempo de aprender más de ella.

La Bromelia Imperial (Alcantarea imperialis) es para un jardín botánico lo que un Panda o un Leopardo de las Nieves es para un Zoológico. Hice el autoretrato para que tengan idea de su enorme tamaño. 
PARTE 2 PRODUCCIÓN


Esta entrega incluye desde el momento en que se tiene que recoger la donación hasta que llega al Jardín Botánico.


El primer reto era sacar una planta en flor, que pesa cerca de cien kilos y cuya única inflorescencia, llega a medir tres metros de altura y solo sale, antes de que la planta muera a sus dieciocho años, cuidando que no se lastimara. 


Hubo que ingeniarse la manera para sacar, mover la planta al vehículo de transporte,  trasladarla y resembrarla en un pote adecuado para su tamaño, que fuera fácil de exihibir y permitiera su movimiento en forma adecuada.


El primer paso fue proteger las hojas imporvisando una faja con una cuerda y una lona. Esto se hizo para sostener la roseta que forma a la planta libre de golpes al momento de moverla. El personal del jardín se esmeró todo el tiempo para manejar de forma adecuada a una bromelia de dimenciones que nunca antes habían manejado.


Luego se procedió a cortar, con una sierra manual la base de la bromelia. Esto se hizo con el conocimiento que las raìces de esta planta solo cumplen con la función de arraigo al sustrato, ya que los nutrientes provienen de otros medios. Para asegurarnos que esto era lo indicado, se realizó una revisión bibliográfica que sustentara esta actividad.

Estas bromelias pueden cargar hasta 30 litros de agua en sus tanques

Una vez se cortó la base de la bromelia se necesitaron seis personas para manipularla. Noten la cantidad de agua que salía entre los espacios de las hojas y que hubo que drenar para poderla manejar adecuadamente.


No había forma de moverla sin lastimarla y se utilizó la escalera en forma de camilla para trasladarla al transporte.


Tuvimos que preprogramar su salida y posición para meterla en la camioneta antes de sacarla del patio interior que fue su casa por dieciocho años.


Una vez sobre la camioneta, la protección de la inflorescencia se hizo vital. Se escogió el traslado durante un lapso de tiempo, cuando el tráfico de la ciudad fuera de moderado a lento, así no nos veríamos obligados a llevar una marcha rápida, donde el viento y los baches de la ruta fueran conducentes a daños que lamentar.




Listos para salir. Antes de arrancar, se aseguró que todo estuviera bien, llevábamos un tesoro de la naturaleza a su nuevo hogar y todos queríamos que saliera bien.


Como buena emperatriz la Alcantarea fue trasladada con escolta.


De la camioneta la pasamos al todo-terreno que la llevaría a su destino final. 




Luego fue pasada a un gran pote donde se plantó acorde con lo necesario para una bromelia, que vive sobre un sustrato rocoso en las montañas de granito de la costa brasileña, pasara su tiempo de reproducción de la mejor manera posible.



Para volver a llenar la cisterna y las axilas de esta gigantesca bromelia tanque, se hizo uso de la manguera casi de inmediato. Es importante recordar que estas plantas tiene algas asociadas a sus tanques que contribuyen en su alimentación alimentar, hecho que ocurre, a morirse las algas cuando pasan a formar parte de los nutrientes que la bromelia absorbe, a través de células especializadas en las bases de sus hojas. 


Este va a ser el equipo que cuidará a la planta en su nuevo hogar donde va a ser una gigantesca emperatriz, que va a enseñar a muchos, tras su corto reinado, una de las plantas más maravillosas de este continente.


Hasta aquí llegamos en presentar las imágenes y documentación para realizar un trabajo, sobre un tema, que no conocíamos como fotógrafos de la naturaleza. Ahora, en la segunda parte, ya verán lo importante que es documentarse antes de un trabajo para lograr forzar la barra más allá de lo convencional y asumir nuevas metas a conquistar.

No se pierdan la segunda parte de esta historia, donde el uso de la fotografía digital servirá para documentar más de la vida secreta de la Bromelia Imperial...su relación con los polinizadores.

Nos vemos en la próxima entrega.

PATROCINANTES:


www.topotepuy.com

digitalcameraadventures.blogspot.com