NatLeo Video

Loading...

Nature Blogger Network

Nature Blog Network

Thursday, October 30, 2014

LA FOTOGRAFÍA Y LA NARRATIVA DE LA HISTORIA NATURAL: CASO COLORES QUE ESCONDEN, CONFUNDEN Y ATERRAN


HAGAN CLICK SOBRE LAS FOTOS PARA VERLAS EN LA GALERIA


Sin duda que para los que apasiona la fotografía de la naturaleza, reunir la mayor cantidad de imágenes de sus múltiples manifestaciones es una meta común, sin embargo, hacer secuencias para contar historias es un reto muy interesante y hasta difícil de lograr. Veamos porqué. 

CAMUFLAJE

La mejor manera de hacerse invisible es la inmovilidad y si a eso nos cubrimos de colores que se asemejen a nuestro entorno tanto mejor. A distancia la Mariposa Ojos de Búho pasa desapercibida a plena vista. Los tonos claros oscuros de marrones y cremas se asemejan a hojas secas. Estas mariposas se alimentan de frutas en descomposición que caen sobre el suelo del bosque, por consiguiente estos colores le son favorables cuando se alimentan y descansan. Pero esta mariposa lleva el uso de colores a extremos y para muchos naturalistas, esta situación, que ha sido favorecida por la selección natural, no deja de ser una maravilla de la evolución.




Cuando nos acercamos a esta mariposa empiezan a resaltar patrones de color, unos que son bastante evidentes y otros que nos causan admiración. Los puntos llamados ocelos están ubicados estratégicamente sobre las alas y es a través de la fotografía que los podemos estudiar con detenimiento. Es aquí, donde la fotografía, el ojo entrenado del naturalista y la capacidad abstractiva de las mentes curiosas, se unen, para capturar la imagen que los ayuda a narrar lo que se puede pasar por alto, al solo ver sin detallar lo que nos rodea.



Es muy probable que para el que camina por un bosque, una mariposa, ya vieja, como se nota por el deterioro de sus alas, sea invisible a sus ojos. La mariposa estaba moribunda y sin embargo, su instinto la obligó a posarse sobre la hojarasca, allí, todavía tenia chance de no caer presa de alguna ave u otro depredador de esos que cazan estimulados por el movimiento de sus presas. Los colores de esta maravilla alada son todos justificados para llevar una vida escondida a plena vista, al causar desconcierto e ilusiones, de aparecer y desaparecer, como el más hábil de los magos. La foto capta el propósito y el fotógrafo de la naturaleza, aprende, poco a poco, a ver y entender, el objetivo que fotografía.



COLORACIÓN FLASH
Aparecer y desaparecer en fracciones de segundos es magia. Si se hace mientras vuelas, todos los que necesitan continuidad de movimientos, para que sus capacidades perceptivas, les ermitan cazar eficientemente, se desconciertan ante la presencia del azul pizarra sobre negro que en segundos se pierde entre las sombras de bosque, mientras ojos enormes nos miran y dejan de mirarnos. El cazador puede sentise acechado y eso da inseguridad, justo, lo que una mariposa indefensa necesita para vivir un tiempo más. La alternancia entre el color brillante y su ausencia se le asignó el nombre de coloración flash.



ENGAÑO PARA DESVIAR ATAQUES
Cuando preguntamos ¿donde quedan los ojos? la respuesta no se hace esperar "En la cabeza" todos sabemos eso. Esto es justamente la función de los ocelos, mimetizan los órganos visuales de los animales para desviar ataques certeros a las cabezas vulnerables a especies depredadoras que reconocen que un ataque certero a la cabeza sirve para someter de inmediato a sus presas.



En esta imagen podemos ver como el ocelo y su ceja están estratégicamente ubicados por arriba del aparentemente vulnerable cuerpo de la mariposa.



La foto de arriba es prueba de ataques infructuosos a la cabeza imaginaria de la mariposa, que dejó con un pedazo de ala al atacante y mientras se percataba de su equivocación la mariposa logró escapar para vivir mas tiempo en el bosque.


IMITANDO DEPREDADORES

El mimetismo es llevado más lejos en esta mariposa. En la punta del ala esta estampada la cabeza de un reptil. Serpiente o lagarto, ambos pueden ser enemigos formidables para los atacantes del insecto.


Una enorme boca bajo ojos diminutos son suficiente para provocar un ataque de los colibríes dirigido a cegar al enemigo que caza en el lugar donde comen. La indefensa mariposa puede libar a gusto del bebedero sin preocuparse ser lastimada por las aves mientras se alimenta.




Es así, que con una sola mariposa fuimos capaces de aprender sobre diferentes tipos de mimetismo y lo importante que es fotografiar tanto el entorno como los detalles para hacernos de archivos que nos sirvan al dedo para contar la historia natural de un animal. 


Hasta la próxima entrega, se despide de todos.

Leopoldo García Berrizbeitia
Fotonaturalista
Caracas, Venezuela