Nature Blogger Network

Nature Blog Network

Monday, May 9, 2016

ENCHUFANDO MI MÓVIL AL SOL

Creía que lo había aprendido todo. Como naturalista y fotógrafo de la naturaleza disponer de un número grande de baterías recargables es indispensable. Sobre todo, cuando estamos trabajando muy lejos de lugares, donde se pueda recargar nuestras baterías por falta de corriente eléctrica. Ahora, recargar mi móvil o celular sin contar con un enchufe convencional, de esos que están conectados a la red de electrificación nacional, o a un generador, me resultaba inimaginable. Bueno, aún cuando les parezca una cuña, publicidad o lo que piensen, al Cesar lo que es del Cesar, y en mi caso, quien se lleva todos los méritos es Panasonic. 

Todos sabemos que los árboles toman la luz solar y la convierten en energía, esta energía vegetal es la que sostiene la vida sobre la tierra, sin fotosíntesis, no habría la vida que hoy conocemos sobre nuestro planeta. Pues bien, en términos bio-ecológicos, Panasonic inventó un árbol que hace justo lo que hacen los otros árboles, toman la luz solar, la guardan en sus raíces y nos la dan cada vez que necesitemos energía. Que Panasonic haya encontrado imitar la evolución, después de 450 millones de años, cuando las algas tomaron la luz solar y la convirtieron en energía, a través de la fotosíntesis, resulta maravilloso, que una empresa evolucione, imitando a la naturaleza, para poner energía donde no llegan los cables, es algo de película. De hecho, creo que tienen la idea, supieron dimensional la tecnología, pero me pregunto ¿es que de verdad se imaginaron el salto que estaban dando? Es como cuando el hombre descubrió el fuego, la electricidad, la rueda, el bombillo, etc. Pero convertir energía solar para el uso del hombre lejos de cualquier centro poblado y sembrar un árbol que nos pase su energía acumulada aún en la noche, es otra cosa.